Reglas de oro al contratar un hosting

Reglas de oro al contratar un hosting

     Iniciar en el mundo 2.0 es algo emocionante para muchos, la plataforma digital es como un gran centro comercial, el único lugar donde puedes visitar prácticamente lo que quieras, comprar, vender, conocer… a un clic. Pero, con un refrán muy latino lo decimos:”No es bueno meterse a brujo sin conocer la hierba” y con una de las cosas que más cuidado debemos tener es al contrata hosting.

Reglas de oro al contratar un hosting

Reglas de oro al contratar un hosting

Alejate de lo “free”: Si quieres armar proyectos serios, no empieces poniéndote en manos del primero que te diga: “Acá, tenemos todo gratis para que tú trabajes en internet, ganes dinero pero nosotros NO”. Algo dentro de la lógica debe indicarte que no es la decisión más inteligente, esos servicios gratuitos, en un buen porcentaje, terminan siendo de gente que quería “probar” y al final no se les da, la compañía desaparece y con ella tu proyecto.

Soporte: Es importantísimo que la compañía que elijas tenga un buen soporte, ponlo a prueba, tienes que asegurarte que responden y no en 3 días y sobre todo, que sea en tu idioma, mira que a la hora de un rollo, lo último que querrás será terminar usando un traductor para hacerte entender a medias mientras tienes una urgencia en tu proyecto.

Servidores: Aún cuando no tengas en mente nada que necesite servidores offshore, es importante saber si la compañía tiene esa opción, a la hora de un problema por algún contenido en tus sitios, puede ser una buena opción mandar un ticket y reprogramar tu plan con servidores offshore.

Capacidad: Para todos los elementos, espacio en disco, transferencia mensual… exige que te digan la capacidad real con la que cuentas, no te quedes con el cuento de ilimitado, es mejor saber que se cuenta con 2Gb, llevar el control de lo que hemos usado y lo que nos queda libre, a creer que tenemos un espacio infinito y de pronto recibas un llamado de atención o peor, tu sitio quede fuera del aire por  “abusar del espacio” (cuando se suponía que era infinito).

    Existen muchos otros factores importantes, pero hemos colocado lo que consideramos primordiales para quienes inician en este mundo web.

¿Es conveniente contratar con una compañía de Hosting Reseller?

Es conveniente contratar con una compañía de Hosting Reseller

     Un plan Reseller son paquetes que ofrecen algunas compañías de hosting con la intención de dar oportunidad a algunos emprendedores de iniciar en el tema del alojamiento web. Suele ser un negocio rentable, puesto que con menos de 10 clientes ya el vendedor debe tener lo correspondiente al pago del reseller y lo demás se convertirá en ganancia automáticamente, incluso, con pocos clientes, si sabe vender su servicio, ya tendría para cubrir su inversión. Normalmente estos planes incluyen la segmentación del espacio o la facilidad para hacerlo y así poder dividir la capacidad del hosting en X números de paquetes para potenciales clientes.

¿Es conveniente contratar con una compañía de Hosting Reseller?

 Es conveniente contratar con una compañía de Hosting Reseller

Todo pinta bien.. ¿Por qué habría riesgo?

     Ocurre que no todos los que entran a vender hosting a través de planes reseller son personas conocedoras del área y luego puedes terminar entrampado en un callejón sin salida, recordemos que todo nuestro proyecto queda “atrapado” por decirlo así, en el hosting, si, por ejemplo, una compañía desaparece de la nada, puedes quedar sin tu proyecto, perdiendo tiempo, dinero y esfuerzo.

    Sin ser muy radicales en este punto, creemos que si hay un riesgo, real, al contratar con una compañía de hosting reseller, pero siempre se pueden tomar unas medidas extra: asegurarse de que es una compañía real, con sede física, teléfonos, asesoría y atención inmediata por dudas o quejas del cliente… pero siempre se puede apostar (mucho mejor) por planes económicos en compañías conocidas, que cuidarán tus proyectos y muy probablemente no te dejarán en el aire de un momento a otro.